Todo lo que NO tenés que hacer si querés vender por internet

IRocks

1. No diferenciarte

Muchas, realmente muchas personas tienen este problema. Buscan negocios rentables por Internet, copian una idea (el que esté libre de este pecado que tire la primera piedra), pero luego no la «transforman» para ofrecer eso que la gente necesita y otros no ofrecen. Al final han clonado algo que ya existe para vender por Internet, no aportan nada nuevo y lógicamente su competencia les saca ventaja.

Vender empieza por venderse uno mismo (tu marca), porque ése puede ser uno de los factores de diferenciación más claros y más importantes. Por ejemplo Ferrari no vende autos, vende «Ferraris»… 🙂

 Así que primero hacete valer a vos mismo y demostrá tus habilidades, incluso aunque no tengan nada que ver con lo que vendés

 En serio, si vas a hacer lo mismo y de la misma forma que otras miles de personas  personas ya están haciendo en internet, mejor ni te molestes en empezar… Te ahorrarás mucho tiempo y dinero.

2. No dar confianza

Si ya de primeras no confían en ti o en lo que «vendes» gratis (ya sea tu forma de escribir, tu contenido gratuito, el diseño o fotos de tus productos..) imagínate si encima les va a costar dinero…

Hay un sin fin de aspectos que ayudan a reforzar la confianza que das a tus clientes o posibles clientes a la hora de vender por Internet, pero te comentaré un par que para mí son claves:

El tiempo

Es inevitable. Incluso Google usa el tiempo que lleva existiendo una web como un factor de confianza. Si tu web o blog tiene más de un año es porque vas en serio con él, y esa experiencia también la perciben tus clientes.
Poco puedes hacer en este aspecto más que dar lo mejor de ti desde el principio, para hacer valer tu experiencia con el tiempo.

El contenido útil

Si por ejemplo vendés bolsos de cuero, seguro que tus clientes o posibles clientes te agradecerán que en tu página expliques cómo limpiar el cuero de los bolsos o cómo evitar que se deterioren. 🙂

3. No demostrar lo que vendés

Te has abierto una tienda online preciosa. Muy bien. Pero si querés que te compren eso que vendes primero demostrá por qué te lo tienen que comprar a vos. Demostrá de lo que eres capaz.

No sé si te acordás de un vídeo que grabó Enzo Vizcaíno hace años y que se hizo viral por tocar y cantar su currículum en el metro.

Pues demostrando así de lo que era capaz consiguió trabajo en la televisión, y últimamente se dedica a hacer shows teatrales con otros cómicos de radio, televisión, teatro e Internet.

4. No usar testimonios o reseñas

Dales un motivo para confiar en vos, mostrarles que tu producto aunque lo vean a través de una pantalla, es realmente bueno y que otras personas tuvieron una experiencia por demás satisfactoria. Es importante evitar que sientan que son las únicas personas que se arriesgan a comprar por internet. Esta logica es algo con lo que nos chocamos dia a dìa, por ejemplo sii mi vecino me dice que la panadería nueva que han abierto tiene un pan riquísimo, no tengo por qué dudar de su intención y seguramente mañana vaya allí a comprar una barra de pan.

 Amazon (que de esto de vender parece que sabe algo) lo primero que te muestra en sus productos es la foto, el nombre del producto y las opiniones de los clientes. Incluso antes que el precio.

Testimonios para vender por internet

Y es que está comprobadísimo que hoy por hoy los testimonios y las opiniones siguen siendo clave tanto en un negocio online como offline. á…

5. No valorar lo que vendés

Tienes que estar seguro de lo que vendes y de su valor, así que no «escondas» el precio final que acabará pagando el cliente (IVA, tasas extras, etc.).

Por favor No  hagas como esas compañías aéreas que te venden un pasaje por 10 usd y al final entre tasas, bultos y «gastos de gestión» te dicen que son 200 usd…

¡¿Qué?!

Al revés, deja bien claro desde el principio qué vendes, lo que vale y por qué lo vale(sea mucho o poco). Y si efectivamente estás seguro de lo que vendes, no te importará ofrecer una garantía de devolución y reembolso; cosa que sin duda agradecerán tus clientes y reforzará su confianza (además de aumentar las ventas). 🙂

6. No ser atento

Esto es fundamental y actualmente muchas empresas por tiempo y paciencia carecen de esto por lo que cualquier negocio que le presten la atenciòn que estos desean el éxito está asegurado. Esto no significa ser pesado y perseguir al cliente hasta que compre, no; significa ayudarle cuando él lo necesite, y a ser posible bien y rápido. Básicamente como te gustaría que hicieran contigo, no tiene más misterio.

El caso es que la gente agradece tu predisposición y sobre todo las buenas formas, aunque obtengan una negativa razonable. Una vez más, consiste básicamente en ser respetuoso y tratar a los demás como te gustaría que te trataran a ti; ni más ni menos.

7. No medir ni analizar

Empezando desde el primer momento haciendo un análisis de mercado , para saber qué vender por Internet, dónde «te vas a meter», cuál es tu competencia, cómo se comporta el sector en el que te vas a mover, cómo montar una tienda online, etc. Muchas veces sabrás lo que tienes hacer analizando simplemente lo que ya hace tu competencia. 🙂

Pero esto de medir y analizar debe continuar en cada una de las fases de la venta, porque si no, no sabrás lo que haces bien (para explotarlo) ni lo que haces mal(para arreglarlo). Por ejemplo, con los llamados «mapas de calor» puedes comprobar dónde hacen clic tus visitas, o con Google Analytics puedes analizar qué páginas de productos se visitan más.

 Y las famosas estadisticas que nos ofrece facebook e instagram sobre el aumento de nuestras interacciones y consultad

8. No invertir

Una mala noticia: primero hay que meter dinero para luego ganarlo. Si de verdad quieres que funcione tienes que invertir para  vender por Internet.

A esto al principio hay que echarle billetes...

Sí, ya sé lo que me vas a decir, y claro que se puede vender por Internet gratis.  Las redes sociales son gratis y existen un montòn de maneras de abrir un sitio web gratuito pero la inversión publicitaria harà que las personas lleguen a nuestro negocio y evitarà que pase por desapercibido totalmente, Además  una inversión es otro detalle de confianza que darás a tus clientes. Porque si has invertido en tu proyecto sabrán que efectivamente vas en serio, y si no, se irán a la competencia; que ellos sí que van en serio…

Una buena noticia: tu inversión para vender por Internet comparada con lo que podría ser en una tienda física será tan ridícula que casi te dará vergüenza no intentarlo.

De hecho te animo a que hagas un pequeño plan de negocio y calcules lo que te podría costar el mismo negocio de venta online y offline  (Local, reformas, alquileres, sueldos, administración y papeleo, proveedores, atención al cliente… ¡ 

9. No simplificar tu oferta

A veces creemos que ofrecer un sin fin de opciones es lo mejor para que el cliente decida lo que más le conviene, pero puede llegar un punto en el que se sienta saturado con tanta oferta y acabe no comprando nada. Tú eres el profesional y el que debería saber qué le conviene más, así que ahórrale tiempo y pónselo fácil.

Una de las estrategias de marketing más famosas al vender por Internet es ofrecer 3 productos. Porque el 3 es el número mágico que da una sensación de variedad a la vez que de simplicidad. Incluso Amazon que ofrece gran variedad de productos, al buscar en un departamento concreto, por defecto los ordena según su relevancia y en filas de 3 en 3.

Simplificar para vender por internet

Tampoco te pases simplificando… Si en tu caso concreto sólo tienes un producto o servicio que ofrecer, suele ser buena idea crear 3 versiones del tipo «Básica», «Media» y «Avanzada». Lo normal es que recomiendes la versión «Media» porque psicológicamente para el cliente no es tan cara como la «Avanzada» ni es tan simple como la «Básica». 🙂

10. No usar imágenes o vídeos

Una de las diferencias abismales entre la venta por Internet y la venta física es que en la tienda puedes ver y tocar. Así que si te decides por montar una tienda online no olvides describir y enseñar lo que vendes con todo lujo de detalles, como si el cliente estuviera en la tienda física. Usa distintas imágenes del producto, vídeos de cómo se usa, fotos de gente satisfecha… ¡Lo que se te ocurra!



Compartí la nota:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *