¿Estás aprovechando al máximo las redes de tu empresa? 5 tips para mejorar tu presencia digital

Caterina

Hola de nuevo. Hace poco inauguramos década, y seguimos con nuestra misión de que aprendas a surfear las olas de este tsunami digital. ¿Muy cursi? Bueno, pero lo entendiste. Hoy te traigo 5 puntos que son bastante sencillos de llevar a cabo y te van a servir para mejorar tu presencia en redes. Pero antes de eso vamos a dejar claro algo: ¿Qué es, exactamente, mejorar tu presencia en redes?

Cuando hablamos de presencia no nos referimos literalmente a estar allí, porque hoy en día cualquiera tiene una cuenta de Instagram y eso, de una manera literal, ya contaría como estar presente en la red social. Pero en este caso vamos un poquito más allá: Acá presencia significa relevancia. Significa que hablamos para alguien que nos escucha (o lee) y que nuestra cuenta puede ser elegida entre otras que traten temáticas iguales o similares. Presencia es hacer un poquito de ruido y no pasar desapercibidos.

Tanto si sos vos la persona encargada de las redes de tu marca o contrataste a un Community/agencia que desarrolle esta tarea, es importante que chequees si estos puntos se están cumpliendo correctamente. ¡Acá van!

Alianzas estratégicas entre marcas

Juntate con alguien. Sea cual sea el rubro en que se encuentre inmerso tu negocio, siempre hay oportunidades para aliarse o generar contactos. ¿Y esto de qué te sirve? Simple: alcanzar nuevos públicos. Por ejemplo, si tenés una librería, aprovechá para generar alianzas con alguien que venda cuadernos o agendas y realicen acciones en redes juntos. A tu marca le va a servir mucho aparecer en las redes de alguien más, y viceversa. Si tenés una pinturería fijate si podés mencionar a la marca que te vende los pinceles, por ejemplo, y ofrezcan algo juntos. ¡Hay que ponerse creativos! Siempre vamos a encontrar otro negocio dispuesto a ganar visibilidad.

Reseñas

¿Usás Facebook o Google? Entonces aprovechá tus reseñas. Los mensajes que te escriben y las opiniones que te dejan siempre son material compartible (claro, estamos hablando de las buenas opiniones). Las reseñas y comentarios siempre deben ser respondidas amablemente y con buena redacción, agradeciendo la opinión así sea buena o mala. Después, si te llegó alguna que consideres muy buena, podés hacerle una captura de pantalla y compartirla en tus historias agradeciendo. ¡La gente confía mucho en las opiniones desinteresadas de otros consumidores! Aprovechá ese recurso.

Mantenete activo (interactuá)

Siguiendo con la línea del consejo anterior, la interacción lo es todo. Estamos en las redes para generar conversación. Los comentarios y los mensajes ¡están para ser respondidos! Tus seguidores no son tus fanáticos ni tus feligreses: son simplemente personas interesadas en escuchar lo que tenés para decir, y si no les decís nada, van a dejar de estar ahí. Es crucial que la marca responda e interactúe, casi como lo haría un “humano” en redes sociales. ¡Iniciá conversaciones! Hacé preguntas en tus historias, jugá al “qué preferís”, hacé encuestas, pediles que te dejen experiencias: ¡Lo que sea!

Conocé a tu público

A esta seguro la leíste varias veces, pero por algo es: no podemos comunicar si no sabemos exactamente a quién nos estamos dirigiendo. ¡Es muy simple! Para realmente conocer a tu público es fundamental que sepas quiénes son, a dónde viven, qué intereses tienen, qué problemas se les presentan, en dónde compran, qué medios consumen. Responder esos puntos te va a ayudar a generar contenido e información que se adecue mucho mejor a las personas que te están siguiendo.

En este punto también es importante aclarar que a veces el público que creemos tener no es el mismo que realmente nos sigue, por lo que te recomiendo siempre chequear las estadísticas de tus redes sociales. Ahí hay info muy importante sobre quiénes y cuándo te leen.

Optimizá tu información

Este quizá sea el paso más sencillo de todos, pero creeme cuando te digo que es fundamental. ¿A qué me refiero cuando digo optimizar? Básicamente, a que la info de tu perfil esté completa y clara. El nombre, el rubro, las vías de contacto, la foto de perfil, el logo. Todo debe estar simplificado y aclarado de manera que, cuando una persona llega por primera vez al perfil, no tenga demasiado trabajo entendiendo de a dónde está.

Cuando llegamos a un perfil y su biografía no es clara o el logo está raro, automáticamente tendemos a desconfiar o a encontrarla poco creíble. Una optimización de información no puede tomar demasiado tiempo y, además, seguro te ahorra responder algunas preguntas.

Tip: para complementar la información podés usar la herramienta de historias destacadas. Mapas de cómo llegar, información adicional, FAQs, contacto y mucho más puede ser especificado allí.

Si tenés estas cinco aristas cubiertas, te aseguro que tu rendimiento en redes va a ser mucho mejor. Respuestas rápidas, sorteos o regalos (eventuales) y contenido cruzado en más de una red son puntos que podés trabajar también para mejorar aún más: Por eso, si te interesa, en futuras notas me explayaré sobre estos temas.

No olvides que podés dejarme tu comentario con preguntas o sugerencias, y desde ya ¡muchas gracias por haber llegado hasta acá!

Caterina (@thecaterina)

Compartí la nota:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *