El algoritmo en redes sociales: ¿Cómo volverlo a mi favor?

Caterina

¡Hola! Hoy vamos a charlar de uno de los protagonistas invisibles de las redes sociales. Estoy segurísima de que leíste a más de una persona quejarse de él, y más de un mensaje del tipo “¡el algoritmo está en nuestra contra!” y quizá hasta sentiste que tenían razón.

Acá vamos a responder las dudas más comunes con respecto al algoritmo, y te dejamos un par de consejos para que lo uses a tu favor. ¡Empecemos!


¿Qué es el algoritmo?
El algoritmo es la configuración que tienen las redes sociales para definir qué publicaciones se muestran, a quiénes y cuándo. Lejos quedaron los tiempos donde Facebook o Instagram nos mostraban contenido en orden cronológico, es decir, en el orden en que era publicado. Con el objetivo de convertirse en experiencias mucho más personalizadas, las plataformas nos muestran lo que (creen que) queremos ver. Es decir, si dos personas con intereses completamente diferentes siguieran a las mismas 100 cuentas, igualmente verían contenido diferenciado en sus inicios.


¿El algoritmo está en nuestra contra?
No, para nada. El algoritmo solo está a favor de ofrecerles contenido relevante a los usuarios. Las marcas suelen percibir esto como una amenaza, y por eso es tan común leer “Instagram no está mostrando mis posteos”. Este último postulado puede ser real, pero hay más que eso: Instagram no está mostrando mis posteos porque probablemente no sean lo suficientemente relevantes o no estén bien orientados.


¿Cómo sé si el algoritmo juega a mi favor o no?
Hay algunos cálculos que se pueden hacer para conseguir la tasa de engagement, que tiene que ver con este tema. Pero lo más sencillo de hacer es apelar al sentido común. Si tenés 1000 seguidores pero tus fotos tienen 4 likes y tus historias 60 vistas, la respuesta será no. También podés averiguar el alcance de tus publicaciones en las estadísticas de cada red social, para tener un panorama más completo.


¿Se puede evitar el algoritmo?
No, no se puede evitar ni hackear ni engañar. Es parte de las bases y condiciones que aceptamos (y nunca leemos) al crearnos una cuenta.


¿Todas las redes sociales tienen el mismo algoritmo?
No. Las redes sociales tienen “personalidades” diferentes y por ende prefieren que sus usuarios se comporten de formas diferentes en cada una. No es lo mismo subir una foto en la playa a Instagram que a LinkedIn, por ejemplo, y no es lo mismo publicar un video bailando una coreo en TikTok que en Facebook. Por extraño que suene, los perfiles que mostramos en cada una son distintos y terminamos adaptándonos a los intereses de cada plataforma. Lo importante de todo esto es tener en cuenta que: lo que funciona en una red puede no funcionar en otra.


¿Postear masivamente me ayuda a mejorarlo?
No, claro que no. Muchas personas creen que al subir contenido excesivo aumentan las chances de que el algoritmo los muestre más, pero esto está bastante alejado de la realidad. De hecho, demasiado contenido seguido puede ser considerado spam y podrían hasta “penalizarnos” (virtualmente) por esta acción. 


¿Qué acciones me hacen empeorar mi relación con el algoritmo?
Entre las más comunes podemos mencionar el spam, no responder mensajes/comentarios, no publicar nunca, publicar siempre lo mismo, no interactuar con otras cuentas, comprar seguidores o likes, recibir muchos unfollows, poner largas listas de hashtags, y por supuesto recibir denuncias o reportes.


En caso de que el algoritmo me esté perjudicando, ¿cómo puedo solucionarlo?
Es fundamental que interactúes con otras cuentas. Invitá a tu público a comentar y respondeles de manera amable. Haceles preguntas que puedan responderte, organizá juegos, invitalos a contarte sus experiencias. Mientras más interactúen con vos, más relevante pasará a ser tu cuenta.

Por otro lado, deberás mejorar tu estrategia de contenidos. La parte más importante es estudiar qué quiere ver tu público y así poder ofrecerle contenido que se adapte a sus necesidades (aquí tenés una nota completa sobre este tema y una guía gratuita para lograrlo).

No pases mucho tiempo sin realizar acciones, pero tampoco te pases todo el día comentando o siguiendo cuentas. Hay un equilibrio entre esas dos cosas que es lo que se “espera” de una persona promedio: a eso queremos apuntar. Tenemos que comportarnos como usuarios interesados y comprometidos, pero no desesperados.

Conseguir un mejor posicionamiento en las redes sociales es una tarea cada vez más difícil, pero es completamente posible si tenemos paciencia, creatividad y constancia.


Gracias por leer hasta acá. ¡Espero haberte sacado algunas dudas! Recordá que si tenés preguntas o comentarios podés dejárnoslas acá o en cualquiera de nuestras redes sociales. Por otro lado, si tenés ganas de llevar tu marca a un próximo nivel y dejar el posicionamiento en manos de profesionales ¡no dudes en escribirnos! Nos encargamos de realizar estrategias integrales para vender online. 🙂

¡Te mando un saludo y espero que estés pasándola lo mejor posible en este momento tan extraño que nos toca vivir!

Caterina (@thecaterina)

Compartí la nota:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *